PROCESO 

SELECCIÓN DE MAGUEY 

El proceso de producción comienza con una larga selección de magueyes que se encuentren en su punto de maduración, cada uno tarda por lo menos 8 años para llegar a su punto de sazón.

Una vez identificados se jiman y se obtiene la piña o corazón de maguey con un peso promedio entre 30 y 50 kg, lo que hace el trabajo de campo una tarea muy demandante.

COSECHA

HORNEADA

Después se llevan a un horno cónico en tierra, este se prende con leña seleccionada y completamente seca para poder conservar el sabor original del agave, se cubre con piedras lumbre, una vez que el horno llegue a su temperatura ideal se colocan las piñas y se cubre.

Una vez terminada la cocción se llevan las piñas a un proceso de trituración o amansamiento, este se realiza a través de una rueda de piedra (tahona) de cantera que es jalada por un caballo o mula tantas veces como sean necesarias para extraer todas las mieles.

MOLIENDA

FERMENTACIÓN

El mosto se manda a las tinas de fermentación que están hechas de madera de pino seleccionado sin nudos, se forma un huarape hecho de bagazo y agua de manantial para que fermente, este proceso tarda de cinco a siete días dependiendo de la temperatura y el medio ambiente,

es muy importante no acelerar este proceso.

DESTILACIÓN

Se manda a destilación en ollas de cobre o barro, el mezcal La Última y Nos Vamos se obtiene de una doble destilación  para poder obtener el grado adecuado de alcohol de esta bebida espirituosa. Los mezcales de La Última y Nos Vamos son de 45 grados GL en adelante esto depende del tipo de agave que se este destilando. 

Es así como se obtiene el mezcal La Última y Nos Vamos cuidando a detalle cada uno de los procesos supervisados por nuestros maestros mezcaleros.